Make your own free website on Tripod.com
Aqui les incluyo algunas tiras cómicas muy interesantes, los personajes son Calvin y Hobbes. Se las incluyo porque nos muestran lo mucho de niños que tenemos los adultos.
Calvin es un niño de 6 años con una imaginación espectacular y muy, muy divertida. Su mejor amigo y eterno compañero de aventuras es un tigre de peluche al que llama Hobbes. Con él habla, comparte aventuras y dilemas. Sus mejores momentos son siempre cerca de su amigo, volviendo locos a los padres del chico.
Es un pequeño niño absolutamente irresponsable, una especie de demonio no confeso con una imaginación desbordante. Es, ni más ni menos, un medio del autor para mostrar esa faceta infantil y vitalista que todos llevamos dentro. Algo así como la encarnación de todo lo que tú harías si fueras un  niño y supieras que nada iba a ocurrir. Calvin imagina mundos, personajes, que se superponen a la vida real dando lugar a situaciones realmente divertidas y algunas veces entrañables o reflexivas. Es egoísta e inmaduro (como todo el mundo, ¿no crees?) pero es fiel a su amigo Hobbes ante todas las cosas.
Hobbes es el tigre de peluche de Calvin: en él confluyen la visión del niño, que lo ve como un personaje animado, vitalista, un amigo inseparable, y la visión del resto del mundo. A menudo adopta un papel socarrón e irónico hacia Calvin, situándose un escalón por encima de él : podríamos decir que es el amigo supervisor que Watterson ha creado para el niño.

Pero todo es resultado de la dedicación de su autor, Bill Watterson, durante diez largos años de intenso trabajo. La progresión de la tira fue aun más imparable que la de la propia Peanuts: la primera salió publicada a finales de 1985 en 35 periódicos; la última de ellas, a comienzos de 1996, apareció en cerca de 2.500. Calvin debe su nombre al teólogo Jean Calvin (que promulgaba la predestinación de ciertos individuos a la gloria) y el tigre al filósofo Thomas Hobbes, que veía la naturaleza del hombre proclive al pesimismo.